Como Ofrendamos

Al asistir a un servicio de la iglesia de Cristo, no se le pedirá nunca ofrenda alguna, ni se le ofrecerá en venta articulo religioso alguno.  No somos como los que hacían de la casa de Dios “una casa de mercado” (Juan 2:13-17) o “cueva de ladrones” (Mateo 21:12-13. Profetizó el Espíritu Santo: “Por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas” (2  Pedro 2:1-3). No somos de los que cumplen dicha profecía. No vendemos revistas, ni libros, CDs ni DVDs ni pañuelos ungidos, ni pedimos en las calles. Tampoco exigimos los diezmos, ya que la ley de diezmar fué abrogada cuando Cristo abolió el sacerdocio levítico, introduciendo un nuevo sacerdocio y una nueva ley  

(Hebreos 7: 12: 1 Corintios 9:21). 

“Cada primer día (Domingo)... Según haya prosperado”

 Hacemos todas nuestras obras evangelísticas y benévolas mediante ofrendas dadas voluntariamente el primer DIA de cada semana.  Esta práctica es bíblica. No todos los días sino “cada primer DIA de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado” (1 Corintios 16:2).  “Cada uno de cómo propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre”. (2 Corintios 9:7).

 ¿Como Usted es Añadido a la Iglesia?

Estimador lector:  usted también tendrá la dicha de participar de la Cena del Señor, y gozar de las incontables bendiciones espirituales, al hacerse miembro de la Iglesia de Cristo.  Para lograrlo, es preciso que obedezca lo que mandó Cristo en Marcos 16:16. Él dijo: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

  Lo mismo enseña el apóstol Pedro en Hechos 2:38, “Arrepentíos y bautícese cada unode vosotros, para el perdón de los pecados”. Al creer usted, arrepentirse y bautizarse, Cristo le añade a su iglesia (Hechos 2:47), “Perseverando en la doctrina de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y de las oraciones” (Hechos 2:42), andando también en santidad, (Hebreos 12:14)  estará usted preparado en todo momento para la segunda venida de Cristo.

¿Por qué se detiene usted? /Sálvese ahora mismo de esta perversa generación! /Levántese y bautícese y lave sus pecados, invocando el nombre de Señor! (Hechos 22:16), para que reciba “el don del Espíritu Santo”. Hágase miembro de la iglesia de Cristo de su ciudad, una iglesia local regida por las normas del nuevo testamento.

Al ser fiel hasta el fin, le será otorgada la corona de la inmortalidad en el día del juicio final.

“Ahora, pues ¿Por qué te detienes? Levántate y bautízate y lava tus pecados, invocando su nombre” (Hechos 22:16).

 “Sed salvos de esta perversa generación” (Exhortación de Pedro a la multitud en el día del Pentecostés, Hechos 2:40).

“Así que, los que recibieron su palabra y fueron bautizados; y sé añadieron aquel día como tres mil personas” (Hechos 2:41).

___________________________________________________________________________________

 

EL PLAN DE DIOS PARA TODA PERSONA

¿QUÉ DEBO HACER PARA ESTA A SALVO?

 

 

 

 OIR EL EVANGELIO PURO                                                   Romanos 1:17

 CREER EN DIOS                                                                      Hebreos 11:6

 ARREPENTIRSE DE SUS PECADOS                                      Hechos 17:30

 CONFESAR SU FE EN CRISTO                                               Mateo 10:32

 BAUTIZARSE PARA EL PERDON DE LOS PECADOS           Hechos 2:38

 PERSEVERAR HASTA LA MUERTE                                  Apocalipsis 21:7

 

 

Venga y Participe en la Iglesia de Cristo